Kôdô, el arte de apreciar las fragancias

kodo

El arte japonés, es sutil y espiritual, totalmente fascinante. En el País del Sol Naciente, el Kodo (el camino del incienso) está al mismo nivel de elegancia y refinamiento que el Ikebana (el camino de las flores) y el Chado (la ceremonia del té).

El Kodo es un arte tradicional japonés que consiste en la apreciación de maderas aromáticas según un ritual ancestral. En un principio, se utilizaba en un contexto religioso, el incienso conquistó los sentidos de los aristócratas.

Las reglas del Kodo, extremadamente difíciles, requieren muchos años de experiencia para dominarlas a la perfección. Por ello, el arte del incienso, mezcla de cultura erudita y experiencia olfativa, sigue siendo un arte raro y precioso.

El incienso japonés, un arte tradicional milenario

" Ko " 香 significa "fragancia" o "incienso" y "do " 道 significa "camino". Así que "Kodo"  香道 puede traducirse como "El camino de las fragancias". En Japón, el incienso se utiliza desde hace más de mil años. La fragante madera despertó primero el interés de los nobles y samuráis antes de extenderse a las clases medias.

comprar incienso japonés

📖 La historia del incienso en Japón

El incienso apareció por primera vez hace más de 6.000 años en Oriente Medio con las primeras grandes civilizaciones de Egipto y Mesopotamia, pero no llegó al archipiélago hasta el siglo VI. Las maderas perfumadas no existían en Japón y se importaban principalmente de la India. El incienso fue importado de China al mismo tiempo que el budismo y se utilizaba en un inicio para ceremonias religiosas antes de ser apreciado por su embriagador aroma y sus beneficios.

madera de Agar

🌳 La leyenda del incienso japonés

El Nihon Shoki (antiguo registro de la historia de Japón) relata el uso de la madera perfumada quemada en 595, en tiempos de la emperatriz Suiko. La leyenda cuenta que se encontró un tocón de madera de agar en las playas de Awaji, una isla cercana a la bahía de Osaka. Una vez consumida la madera por el fuego, la fragancia era tan deliciosa que los isleños decidieron ofrecérsela a la casa imperial. Se construyó entonces un pequeño santuario sintoísta en honor a la fragante madera.

🧘‍♂ El papel del budismo

A finales del siglo VI y principios del VII se produjo el auge del budismo en Japón de la mano del príncipe Shotoku. Al igual que la ceremonia del té y el Ikebana, la religión desempeñó un papel importante en el arte tradicional del Kodo. El incienso se utilizaba como ofrenda a las deidades y también desempeñaba un papel purificador en los rituales budistas. Se importaban maderas preciosas de China para fabricar incienso, lo que dio origen a una nueva artesanía local en el archipiélago.

incienso y budismo en Japón

👃 Maderas perfumadas en la corte

Durante el periodo Heian (794 a 1185), el incienso era muy popular en la Corte y se organizaban concursos olfativos para adivinar sus esencias. Las resinas aromáticas se utilizaban como entretenimiento, pero también para perfumar las túnicas.

El auge del incienso en el periodo Muromachi

Más tarde, durante el periodo Muromachi (1336 a 1573), el incienso dejó de ser patrimonio exclusivo de la Corte y se extendió a las clases altas y medias de la sociedad japonesa. Quemar maderas aromáticas era una marca de distinción, y su uso se hizo habitual. Los samuráis también solían impregnar sus cascos y armaduras con incienso como parte de un ritual de purificación, para sentirse más fuertes durante la batalla.

incienso japonés y templo

Durante este mismo periodo, se clasificaron las preciosas maderas perfumadas a petición del shogun Ashikaga Yoshimasa. Se establecieron las reglas del juego, dando lugar al arte del Kodo. Los utensilios utilizados para la ceremonia (Kodogu) se adornaron con dorados y se colocaron en la cima del refinamiento. Hay dos escuelas que han perpetuado la enseñanza del Kodo durante siglos: Oie-ryu, fundada por Sanetaka Sanjonishi, un aristócrata japonés del periodo Muromachi, y la escuela Shino-ryu, creada por el maestro Shino Shoshin. La primera se centra más en el arte y la poesía, mientras que la segunda es mucho más formal.

Awaji, la isla del perfume

prosucción de incienso

Producción de incienso en la isla de Awaji. Fuente: awaji-encens.jp

La isla de Awaji lleva desarrollando la producción tradicional de varitas de incienso desde 1850, y hoy en día realiza el 70% de la producción japonesa. Las maderas perfumadas que se fabrican en la isla son especialmente famosas por su alta calidad, y existe una amplia gama de fragancias. El incienso japonés se elabora con polvos de madera (sándalo, aloe, etc.), plantas, especias y sustancias aromáticas.

Los kho-shi (maestros perfumistas) perpetúan el saber hacer ancestral, desde la composición de la pasta hasta el acabado de las varillas y el secado de las resinas. Cabe destacar que los fuertes vientos de la isla de Awaji garantizan un secado perfecto del incienso.

veriedad de incienso japonés

El incienso japonés en la actualidad

Durante las eras Edo y Meiji, el incienso perdió parte de su popularidad. Sin embargo, hace cien años, el gran maestro Kito Yujiro revivió su éxito. Tras un periodo de aislamiento, Japón se abrió al mundo. Inspirado por la cultura del perfume occidental, el maestro perfumista logró un golpe de genio al crear el mainichi koh (incienso diario). Hoy, el incienso japonés, con sus notas florales, especiadas y amaderadas, es famoso en todo el mundo.

incienso y porta incienso japonés

El camino del incienso o el arte de escuchar los olores

En el arte del Kodo, escuchamos los olores. Has leído bien... los japoneses no huelen, sino que "escuchan", porque la práctica del Kodo exige utilizar todos los sentidos para captar las sutilezas de las fragancias.

La ceremonia del perfume

La práctica artística del Kodo es muy solemne y requiere una gran concentración. El ritual se desarrolla sobre un tatami en medio de un silencio dorado. El maestro del incienso se mueve lentamente y se sienta. A continuación, saca cuidadosamente todos los materiales necesarios para la ceremonia. Todos sus movimientos se realizan en un orden preciso y con mucho cuidado. La laca, el carbón, los palillos, las prensas de ceniza, etc. se manipulan con gran respeto y delicadeza.

A continuación, el maestro coloca una minúscula pieza de madera de incienso sobre un soporte de mini mica. El incensario contiene ceniza decorada con trazos y carbón vegetal como combustible (o una brasa de bambú). De este modo, el incienso se calienta y no se quema directamente para que no se alteren los aromas.

kodo ceremonia

Escuchar el incienso se practica en Japón desde hace siglos... Fuente: Sam Peet / Culture Trip

En un estado parecido a la meditación, los participantes, sentados en un cuadrado, se pasan el quemador de incienso de mano en mano. Por turnos, aspiran el humo de leña que les presenta el maestro Kodo. Mediante un gesto preciso, "escuchan" las fragancias que emanan de las maderas quemadas e intentan memorizar sus notas. Una vez presentados todos los inciensos-testigos, el maestro pasa otras maderas que los participantes tienen que identificar.

descubrir la colección de incienso japonés

🤔 El juego de las esencias: ¿puedes reconocerlas?

El juego con cinco inciensos se llama Genjiko, mientras que el de tres maderas se denomina Sanshuko. Hay seis tipos de madera o rikkoku que corresponden a seis países diferentes (Kyara, Rakoku, Manaka, Minaban, Sasora y Sumotara). Del mismo modo, hay cinco sabores o gomi (amargo, dulce, salado, picante y ácido). Se necesitan años de experiencia para poder reconocer sus sutilezas a la perfección.

👁️ La filosofía del Kodo

Kodo no es solo un juego de adivinar aromas y desarrollar el sentido del olfato. La celebración de las fragancias es una auténtica experiencia espiritual impregnada de poesía, que despierta los sentidos y relaja el cuerpo y la mente.

incienso y meditación

👌 Las 10 virtudes del camino de los aromas

Según las creencias, la práctica del Kodo aporta beneficios como una mejor concentración, una sensación de armonía, serenidad o incluso plenitud. He aquí las 10 virtudes atribuidas a la ceremonia de los aromas.

  1. Estimula los sentidos
  2. Purifica el cuerpo y la mente
  3. Limpia los contaminantes de la mente
  4. Estimula el espíritu
  5. Combate la soledad
  6. Alivia el estrés
  7. Es agradable incluso en abundancia
  8. Funciona incluso en pequeñas cantidades
  9. Se conserva bien
  10. Puede utilizarse a diario

El kodo sigue siendo un arte tradicional raro y privilegiado, ya que las maderas preciosas son muy caras. También se requiere de mucha experiencia para dominarlo. Sin embargo, esto no impide que el incienso japonés sea apreciado en todo el mundo por su gran delicadeza.

Leave a comment

All comments are moderated before being published.